El camino hacia la inminencia.-Por Félix Ruiz de la Puerta.

January 3, 2010

Somos el resultado de nuestra epoca; del momento historico y del lugar en
el que nacemos. Jaume Mestres Estartus no ha permanecido al margen de
este proceso. Nace en el afio 1949, cuando España empieza a dejar atras
la pesadilla de la Guerra Civil y las cartillas de racionamiento. Se abre una
nueva etapa en la historia de este pais y, en particular, en Cataluña, donde los
intelectuales catalanes no responden con entusiasmo a la predica realizada
por un regimen autoritario y carente de valores de progreso. Espafia se
encamina hacia la modernidad por la unica via posible, la del arte. La pintura
y la arquitectura seran las manifestaciones artisticas que filtraran las ideas de
las vanguardias artisticas del siglo XX tan denostadas en la Espafia franquista.


Los anos sesenta seran dccisivos para los intelectuales y artistas espafioles
que encontraran en la revuelta de "El Mayo del 68" el momento del cambio,
aunque habra que esperar a la muerte y desaparicion del regimen autarquico,
que initio su descomposicion en el mismo instante en el que nacio. Los
fenomenos sociales y culturales mas significativos ocurridos entre los anos
cincuenta y los setenta, junto con las vivencias personales del artista, no caen
en el olvido sino que se depositan en el crisol del pintor, desencadenando un
proceso alquimico que ha inspirado la obra pictorica de Estartus. Del crisol
del artista surgen sus primeras obras no figurativas, que son proyecciones de
lo acaecido en su mundo, y se expresan no tanto con imagenes reconocibles
sino como formas precipitadas en el proceso de transmutation. Sus trabajos
de pintura abstracta son el resultado indefinido de sus ensofiaciones, en tanto
en cuanto han nacido de las capas mas profundas de la mente, pero una vez
que se han purificado en el crisol del pintor no tomaran la forma ni de lo
real ni de la imagen onirica, sino de lo que comienza y tiene la capacidad
de transformation. En este proceso se descubre la magia de la pintura de
Estartus; se descubren estructuras pictoricas sin formas reales, sin espacios
definidos y sin luces u oscuridades naturales. La pintura de Estartus opera
con manchas de colores y signos que se metamorfosearan en la mente del
observador donde, posiblemente, aparezcan oxidaciones, nudos, lloro, amor,
redencion, cruz, etc., nombres que el artista asigna, como titulos, a algunas
de sus pinturas abstractas.

 

Y el lugar?, icomo ha condicionado la obra de Estartus? Tiene la fortuna
de nacer en Barcelona, junto al Mediterraneo, donde la naturaleza es
simplemente luz, agua, tierra y fuego. Si la pintura de Joan Miro es el estudio
de la luz transparente que descubre en su masia de Montroig; si los paisajes
de Joaquim Mir son expresiones de lo igneo y si la pintura de Dali brota de su
hechizo por lo fluido, en este esquema conceptual podemos incluir la pintura
de Estartus que parece inspirarse en lo telurico.

Los colores que utiliza el pintor en su obra hacen alusion a la materia
tierra. En los primeros trabajos no figurativos de Estartus se descubre el
color de la tierra quemada por el fuego, colores grises y azulados con signos
evidentes de huellas magmaticas. Rugosidades, pliegues y trazos convulsos
revelan al observador no un conjunto de signos carentes de estructura sino
configurationes indefinidas que ponen de manifiesto la fuerza interna de la
materia, las fuerzas que dormitan en el interior de la Tierra. Toda la energia
imperceptible del mundo; toda la energia y la fuerza transformadora de
Gaia que no alcanzan normalmente la conciencia emotional de los simples
mortales, pueden ahora y de manera sencilla, graeias al crisol alquimico del

artista, ser sentidas por aquellos que contemplen la obra de Estartús.

Un mundo de emociones y sensaciones que despliegan ante el observador.
quizas nuevo para el, cuando eontempla las pinturas de Estartus. como
sucede, por ejemplo, en la serie de cuadros que tienen por tftulo Omrico.
Lo contemplado es sorprendente.

 

El crisol alquimico del pintor transforma tanto la materia fisica como
la emocional. De sus creaciones pictoricas afloran las emociones que,
por medio de los colores y las pinceladas, el artista ha plasmado en sus
lienzos. Nada permanece estable, ni la materia ni el color. Se penetra en
el mundo emocional de Estartus cuando en sus pinceladas se descubre
el color, por ejemplo, como el de la tierra en masas densas, sucias y
profundas que parece constituirse en sus cuadros Sombrero de mujer,
Sombrero de Chariot o Sombrero de Ceremonia. iCuidado!, el ojo nos puede
hacer creer que observamos la figura de un sombrero. Lo que se percibe
a traves de estas equivocas formas son la inestabilidad de la materia,
como queda reflejado en el cuadro Sombrero de mujer rfl, gracias a un
profundo trazo curvo que divide el espacio del lienzo en dos regiones. En
la parte inferior dibuja la materia con trazos oscuros, cargada de energia
y dispuesta a eclosionar; en la parte superior los tonos se suavizan y las
formas tienden a encauzar el movimiento de lo representado. A veces
las masas terrosas se iluminan con tonos azulado-grisaceos que parecen
que van a desprenderse del marco del lienzo, como queda puesto de
manifiesto en el cuadro Sombrero de mujer n°2.

 

Todo este mundo de sensaciones y emociones alcanza el paroxismo

en el cuadro Sombrero de
Charlot. Una infinita gama de grises, azules y blancos envuelven el ojo
del observador comunicandole la realidad de la materia: el cambio y las
fuerzas imperceptibles que continuamente estan modificando el mundo.
Parece que en estos cuadros se reconocen trazos y figuras, pero es una
simple ilusion de la conciencia emocional cuando no es capaz de acceder
a la experiencia inmanente que comunica la materia en su proceso de
transformacion.

 

"Un cuadro - comenta Estartus - es un fragmento de recorrido, un
pequeno resumen de la experiencia vivida" hasta ese momento. El crisol
del artista es algo vivo, siempre receptivo a sus experiencias personales.
Como en todo proceso alquimico el movimiento es constante y en algun
momento del proceso se descubrira la luz. En el caso de Estartus parece
que ha sucedido en su ultima etapa pictorica, la que esta desarrollando
desde el afio 2000. Y no es la luz del espacio lo que encuentra Estartus,
sino la luz de la materia, la luz de lo terroso. iQue vision tan maravillosa!,
cuando pinta la materia en su estado primigenio, incandcscente o en las
fases de transformacion.

 

Como consigue el pintor manifestar la luz de la materia? De manera
muy sencilla y al mismo tiempo muy elaborada. Gambia el lienzo de tela
por un lienzo metalico. Pinta —o mas bien habria que decir actua sobre la
materia— sobre planchas de hierro que han experimentado una oxidacion
natural o una oxidacion provocada por calentamientos o aplicacion de
diversas sustancias acidas. El resultado final es la manifestation de la
materia en todo su esplendor. Ahora la creacion artistica corre en paralelo
con la creacion natural. En las planchas ferricas la luz es vibrante, colorida
y oxidada; la textura granulada, evocando la tierra, el elemento principal
de su cosmovision, el arche que diria el filosofo griego Anaximandro, que
es ilimitado, indefinido e infinite La luz de la materia es la protagonista
en las pinturas ferricas, que llena de emociones lo representado a la vez
que deja vacio de contenido al signo.

 

Se sabe que la materia incandescente se manifiesta a traves del color
rojo. Cuando se enfria, cuando pierde su energia se expresa con tonos
azules, violetas o malvas, colores de menor longitud de onda del espectro
de luz. El rojo y el azul son colores polares, ya que el primero evoca lo
que comienza y el segundo indica lo que finaliza. El principio fisico del
gradiente luminico aplicado a la pintura hace que los colores de mayor
longitud de onda se perciban en la parte delantera del cuadro, mientras
que los azules tienden a caer hacia el fondo generandose la ilusion de
profundidad. Estos principios fisicos estan operando en las oxidaciones,
donde la luz y las luces de la materia son las protagonistas. Las luces
organizan la estructura espacial de las pinturas realizadas sobre planchas
de hierro. Manchas o luces de colores componen las imagenes de las
oxidaciones.

 

Muchas de las planchas ferricas de Estartus revelan un juego dialectico
entre el rojo y el azul, con la finalidad de expresar el movimiento. Una
mirada atenta a las oxidaciones de Estartus permite descubrir una extrafia
composition de los colores. En las ultimas oxidaciones, por regla general,
el color azul se superpone al rojo, es decir, el azul se coloca encima del rojo
dando la impresion de que lo tapa. Con este posicionamiento de los colores
se logran dos efectos opticos.

 

El primero es la sensation de movimiento
que provoca el rojo al tender hacia al piano delantero del cuadro, y de
energia comprimida que se desprende del azul al no poder tender hacia
el fondo de la composition; el segundo efecto, es una confusa sensation
de profundidad. Estartus ha abandonado la planimetria de muchas de
sus composiciones anteriores y la profundidad espacial lograda a base
de trazos de colores sobre fondos claros u oscuros. En las oxidaciones
numeradas a partir de la LII la composition espacial es muy distinta.
Las manchas azules formar figuras planas y las rojas aparecen como si
solo fuesen un mero soporte. Pero la inversion del gradiente luminico,
que esta funcionando en estas oxidaciones, tiene como resultado el
desvelamiento de un espacio vacio ubicado entre los pianos de colores,
azul y rojo, que no se ve pero se intuye.

 

Los vacios que genera el pintor
en estas oxidaciones son los espacios vacios que aparecen en la pintura y
b arquitectura traditional japonesa. Es decir, vacios en el sentido no de
position a lo lleno, sino desde un punto de vista ontologico, de renuncia,
de espacio para el desarrollo del observador. La representation pictorica
de esta caracteristica espacial permite al que contempla la obra de
Estartus formar parte de lo que percibe. El observador se ha desligado de
b conception del mundo occidental: ya no vive en el centro del cosmos.
Esto mismo es lo que sucede con las pinturas de Miro y de Mir, el sujeto
que contempla no se siente separado del objeto contemplado.

En el otono del 2008 tuve la oportunidad de conocer a J.M. Estartus, de la
mano de Victor Bardia, aunque la conversation con ellos fue breve resulto
una experiencia enriquecedora. Humanos, respetuosos y con profundos
sentidos esteticos de lo que es la vida y el arte. No solo fueron capaces de
inspirarme estas paginas, sino que, ademas, senti en esos momentos que
b pintura de Estartus era un camino abierto a la inmanencia.

 

IR A INICIO      IR AL BLOG

 

Please reload

Entradas destacadas

Estartús expone en Londres.

January 19, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo